PIMIENTOS RELLENOS

 

 

 

 

 

 

 Pimientos del piquillo

 pechuga de pollo

 pechuga de pavo

 sal

 jamón serrano

 harina

 huevo

 aceite

 salsa de pimientos

 

 

 

 

 Mezclamos trocitos de pechuga de pollo, de pavo y trocitos de jamón. Espolvoreamos con sal y rellenamos los pimientos con esta mezcla. Pasamos los pimientos por harina y huevo y freímos en una sartén. Colocamos en una rustidera y agregamos salsa de pimientos. Dejamos dar un hervor de unos 15 minutos a fuego suave.

 

 

 

PIMIENTOS RELLENOS DE CARNE DE COCIDO

 

 

 

 

 

 

 

 

Pimientos del piquillo

Pasta de croquetas de cocido

 

Salsa de pimientos: aceite, 2 ajos, 1 cebolla, 1 pimiento rojo de lata y 2 pimientos del piquillo, vino blanco, harina, tomate frito y azúcar.

 

 

 

Rellenamos los pimientos del piquillo con la pasta que hemos hecho con la carne de cocido (ver elaboración de croquetas de cocido). Colocamos en una cazuelita baja y agregamos la salsa de pimientos. Dejamos calentar todo junto a fuego suave.

 

 

Salsa de pimientos:

 En una cazuela ponemos un poco de aceite, 1 ajo a láminas, una cebolla picada y los refreímos todo bien. A continuación añadimos el pimiento rojo de lata y los dos pimientos del piquillo. Rehogamos y añadimos 1 cucharada de harina. A continuación una buena chorrada de tomate frito y vino blanco. Condimentamos de sal y azúcar y vertemos agua. Dejaremos cocer 20 minutos y los pasamos por la  batidora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PIMIENTOS RELLENOS DE SETAS

 

 

 

 

 

Pimientos del piquillo

Setas variadas

Ajos tiernos

Cebolla

Sal

Aceite

Harina

Leche

 

 

Salsa de pimientos: aceite, 2 ajos, 1 cebolla, 1 pimiento rojo de lata y 2 pimientos del piquillo, vino blanco, harina, tomate frito y azúcar.

 

 

 En una sartén freímos una cebolla picada y los ajos tiernos limpios y troceaditos. Salamos. Cuando estén fritos incorporamos las setas lavadas y troceadas y seguimos friendo todo muy bien. Una vez bien fritas añadimos una cucharada de harina y rehogamos. Dejamos que se fría un poco y añadimos leche. La pasta ha de quedar un poco espesa para poder rellenar con ella los pimientos. Probamos de sal y espolvoreamos un poquito de pimienta molida.

Rellenamos los pimientos y los colocamos en una rustidera cubriéndolos con salsa de pimientos. Calentamos suavemente todo junto y servimos.

 

Salsa de pimientos:

 En una cazuela ponemos un poco de aceite, 1 ajo a láminas, una cebolla picada y los refreímos todo bien. A continuación añadimos el pimiento rojo de lata y los dos pimientos del piquillo. Rehogamos y añadimos 1 cucharada de harina. A continuación una buena chorrada de tomate frito y vino blanco. Condimentamos de sal y azúcar y vertemos agua. Dejaremos cocer 20 minutos y los pasamos por la  batidora.

 

 

 

 

 

 

 

PIMIENTOS RELLENOS DE TERNASCO DE ARAGÓN

 

 

 

 

 

 

 

Pimientos del piquillo

Carne picada de cuello de ternasco

Sal

Aceite

Harina

Leche

Pimienta molida

Tomate frito casero

Pimiento verde

Ajos

Cebolla

Puerro

Bechamel

 

Salsa de pimientos: aceite, 2 ajos, 1 cebolla, 1 pimiento rojo de lata y 2 pimientos del piquillo, vino blanco, harina, tomate frito y azúcar.

 

 

En una sartén ponemos un diente de ajo picado y antes de que se dore incorporamos la cebolla picada, el pimiento verde troceadito y el puerro y los ajos tiernos también troceados. Salamos y dejamos que se fría todo. A continuación incorporamos la carne picada y removemos bien para que se cocine con las verduras. Salamos, espolvoreamos pimienta molida y una vez refrita añadimos una chorrada de tomate frito. Removemos y ponemos media cucharada de harina que rehogaremos para verter seguidamente leche y formar una pastita con la que rellenar los pimientos. Probamos de sal.

Dejaremos que escurra un poco el aceite que ha soltado la carne en el relleno y una vez ha templado, ayudándonos de una cucharita pequeña iremos rellenando los pimientos.

Los dejaremos en una tartera con la salsa de piquillos en el fondo y calentaremos suavemente antes de servir.

Otra opción es colocarlos en una tartera y cubrirlos con bechamel para posteriormente gratinarlos en el horno a 250 grados.

 

Salsa de pimientos:

 En una cazuela ponemos un poco de aceite, 1 ajo a láminas, una cebolla picada y los refreímos todo bien. A continuación añadimos el pimiento rojo de lata y los dos pimientos del piquillo. Rehogamos y añadimos 1 cucharada de harina. A continuación una buena chorrada de tomate frito y vino blanco. Condimentamos de sal y azúcar y vertemos agua. Dejaremos cocer 20 minutos y los pasamos por la  batidora.

 

 

 

 

 

 

 

PIMIENTOS VERDES RELLENOS DE TORTILLA DE PATATA

 

 

 

 

 

 

4 pimientos verdes

2 patatas

1 cebolla

2 huevos

Sal

Aceite

Ajo

 

 

 

Pelamos las patatas y las cortamos para tortilla a láminas finas. Las freímos en una sartén con aceite, el diente de ajo a láminas  y sal y les añadimos la cebolla troceada. Una vez bien frito todo, escurrimos el aceite y sacamos a un plato. Batimos los huevos y los agregamos a la patata removiendo bien para mezclarlo. 

Limpiamos los pimientos y les quitamos el rabito y las pepitas con cuidado de no romperlos. Con una cucharilla vamos rellenando los pimientos enteros con la mezcla. Dejamos en una bandeja de horno y pintamos con aceite los pimientos. Precalentamos el horno  a 200 grados e introducimos la bandeja hasta que los pimientos se asen y la tortilla cuaje.  Se deja enfriar un poco y se pueden presentar partidos en rodajas.

 

También podemos hacerlos fritos en una sartén con abundante aceite. Para ello lo primero sellaremos la abertura del pimiento relleno en una sartén casi sin aceite para que haga de tapón.

  

 

 

 

 

 

PIMIENTOS ROJOS GUISADOS

 

 

 

 

 

 

 4 pimientos rojos carnosos

 2 dientes de ajo

 perejil

 sal

 aceite

 vinagre

 

 

 

 

Lavamos los pimientos y los cortamos en tiras que tendremos que pelar con cuidado. Las iremos dejando en una cazuela y les añadiremos aceite y sal. Se irán haciendo a fuego medio y cuando estén blanditas echaremos el ajo y perejil picaditos. Dejaremos que se haga todo junto y sacaremos a una fuente. Verteremos una chorrada de vinagre y removeremos un poco para que se mezcle todo bien. Se deja enfriar.

Se pueden acompañar con escabeche por encima.

También podemos cocinar los pimientos enteros en el microondas durante 15 min. y luego pelarlos. Los cortamos en tiras y los ponemos en la rustidera con aceite, sal, ajo y perejil. Los guisamos un poco y añadimos el vinagre.

 

 

PIMIENTOS VERDES RELLENOS

 

 

 

 

 

 

 

 Pimientos verdes

 sal

 aceite

 carne picada

 ajo

 perejil

 un huevo

 cebolla

 salsa de tomate

 vino blanco

 

 

 

 Se lavan los pimientos y se colocan en una fuente de horno con una chorrada de aceite y sal. Los metemos al horno a 170 grados hasta que estén blanditos. Se sacan y se pelan en templado. Se extienden formando una lámina y se rellenan con carne picada apañada con ajo y perejil, sal y 1 huevo crudo. Enrollamos los pimientos como si fueran canelones y colocamos en una fuente de horno. Los cubrimos con cebolla frita con ajo, vino blanco y salsa de tomate (esto se fríe todo junto). Se vierte sobre los pimientos rellenos y se mete al horno 10 minutos a 200 grados.

 

 

PIZZA

 

 

 

 

 

 

Masa:

300 gramos de harina de fuerza

20 gramos de levadura fresca o 1 sobre de levadura de pan maicena

200 ml de agua tibia

2 cucharadas de aceite

2 cucharaditas de sal

1 cucharadita de azúcar

Relleno:

Salsa de tomate frito

Mozzarella

Cebolla

Alcaparras

Anchoas

Olivas negras

Bonito en aceite

Orégano

 

 

 

 

 

Introducimos el agua en el  microondas 20 segundos para templarla. Lo sacamos y añadimos la levadura fresca. Deshacemos completamente.

En un bol ponemos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos una cucharadita  de azúcar y vamos vertiendo la mezcla anterior mezclando poco a poco con toda la harina. Añadimos las cucharadas de aceite. La sal la pondremos alrededor del volcán de harina.

Se mezclan muy bien todos los ingredientes hasta que la masa obtenga una textura uniforme. Luego la dejamos reposar tapada con un film hasta que doble su volumen. (Aprox. 30 minutos, dependiendo del calor ambiental). Con esta masa nos saldrán dos pizzas.  Ayudándonos del rodillo y de harina, extendemos bien la masa para que quede fina sobre un pliego de papel de horno. Los bordes es mejor que queden un poquito más recios.

Una vez extendida la volvemos a dejar levar.

Primero ponemos una base de salsa de tomate casera. Luego queso mozzarella, cebolla medio frita, escabeche, olivas negras, alcaparras  y anchoas. Espolvoreamos con orégano.

Introducimos al horno a 250 grados hasta que esté dorada por los bordes (10 ó 15minutos en la segunda altura empezando por abajo)

Es mejor que la placa del horno esté precalentada antes de meter la pizza ya que ello ayudará a que se cocine mejor.

 

 

 

 

Pizza vegetal con cebolla, pimiento verde, olivas negras, orégano, tomate frito, mozzarella, maíz, alcaparras

 

 

Pizza de atún en aceite, anchoas, orégano, mozzarella, tomate, cebolla, alcaparras, olivas negras

 

Pizza baturra con cebolla, tomate frito, mozzarella, bola, huevo, orégano, albahaca (con cerveza, levadura fresca y harina de fuerza)

    Pizza de espinacas con bechamel, piñones, mozzarella, bonito en aceite,      orégano, nuez moscada

 

 

Pizza de morcilla y relleno de berenjena, cebolla, tomate, mozzarella, olivas, alcaparras, pimiento rojo y verde, pepinillos

 

 

 

Pizza de champiñones, anchoas, cebolla, pimiento verde, alcaparras, olivas, tomate y orégano. La masa con levadura fresca y harina de fuerza

 

 

 

 

Pizza de morcilla, tomate frito, orégano, mozzarella, cebolla, pimiento rojo y verde, olivas. La masa con harina de fuerza y levadura fresca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PIZZA DE CHAMPIÑONES Y ESPINACAS

 

 

 

 

 

Masa:

300 gramos de harina de fuerza

20 gramos de levadura fresca o 1 sobre de levadura de pan     marca maicena  

175 ml de agua

2 cucharaditas de sal

1 cucharadita de azúcar

1 cucharada aceite oliva

Relleno:

Salsa de tomate frito

Mozzarella

Cebolla

Alcaparras

Champiñones

Olivas negras

Orégano

Pimiento rojo

Pimiento verde

4 quesos

Espinacas frescas

 

 

 

Introducimos el agua en el  microondas 20 segundos para templarla. Lo sacamos y añadimos la levadura fresca. Deshacemos completamente.

En un bol ponemos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos una pizca de azúcar y vamos vertiendo la mezcla anterior mezclando poco a poco con toda la harina. La sal la pondremos alrededor del volcán de harina.

Se mezclan muy bien todos los ingredientes hasta que la masa obtenga una textura uniforme. Por último agregamos el aceite y seguimos amasando hasta que quede incorporado y la masa esté fina y elástica. Luego la dejamos reposar tapada con un film hasta que doble su volumen. (Aprox. 60 minutos, dependiendo del calor ambiental). Con esta masa nos saldrán dos pizzas. 

Una vez ha fermentado y doblado el volumen, extendemos la masa sobre papel de horno y ayudándonos de las manos vamos formando la pizza procurando dejar el borde un  poco más recio que el resto.

Para hacer el relleno, cortamos la cebolla y los pimientos en tiras y las freímos con aceite y un poco de sal. Reservamos.

Limpiamos los champis y los cortamos a láminas. Los freímos con un poco aceite y sal y los reservamos.

En la misma sartén, ponemos aceite y añadimos las hojas de espinacas frescas con un poco de sal y dejaremos que se hagan hasta que estén blanditas y cocinadas .Las escurrimos muy bien y las reservamos.

Primero ponemos una base de la pizza la salsa de tomate casera y espolvoreamos orégano. Luego ponemos las espinacas en media pizza junto con alcaparras, olivas, cebolla y pimientos fritos, mozzarella y 4 quesos.

En la otra mitad de la pizza pondremos el tomate, orégano, champiñones, alcaparras, olivas, mozzarella, cebolla y pimientos fritos y 4 quesos.

Dejaremos unos 15 minutos fermentar la pizza y precalentaremos el horno a 250 grados.

Introduciremos la pizza en la segunda altura por abajo unos 14 minutos.

 

 

POTAJE DE GARBANZOS Y ESPINACAS

 

 

 

 

 

200 gramos de garbanzos

300 grs. Espinacas limpias

1 cebolla

1 puerro

1 zanahoria

1 hoja de laurel

Aceite

Pimentón

Tomate frito casero

Huevo cocido

5 dientes de ajo

1 rebanada de pan

Sal

 

 

 

Se ponen a remojo los garbanzos la noche anterior en agua caliente. A la mañana siguiente se escurren y se meten en una redecilla dentro de la olla cuando el agua esté hirviendo y se le añade ajos,  laurel, el puerro, las zanahorias, un trozo de cebolla y aceite. Cuando salga vapor por la chimenea, se cierra la olla y se pone la válvula. Cuando hayan subido las tres rayas se baja el fuego al mínimo y se dejan cocer 30 minutos. Se retira la olla del fuego y se espera a que bajen las rayitas de la válvula y haya salido todo el vapor para poder abrir la olla. Se pasan los garbanzos a una cazuela con el caldo.

En una sartén doramos los dientes de ajo y los tiramos. En ese aceite pochamos la cebolla picada y cuando esté hecha le añadimos media cucharita de pimentón y seguidamente una chorrada de tomate frito. Se rehoga e incorporamos las espinacas limpias. Dejamos que se refría todo y las espinacas se rehoguen con el apaño y vertemos todo sobre los garbanzos. Se fríe una rebanada de pan hasta dorarla y se machaca en el mortero con ajo y perejil añadiéndolo todo a los garbanzos. Chafamos la zanahoria y la cebolla que habíamos cocido con los garbanzos y la incorporamos al potaje. Se echa la sal y se deja cocer unos 15 minutos todo junto.

A la hora de servir decoramos el plato con huevo cocido picado.