PIMIENTOS ASADOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Pimientos morrones

 sal

 aceite 

 

 

 

 

Lavamos los pimientos y los colocamos en una fuente de horno con una chorrada de aceite y sal. Precalentamos el horno y metemos la fuente una media hora a 180 grados. Cuando haya pasado ese tiempo se sacan y se pelan en templado. Se cortan a tiras y se aderezan al gusto.

 

 

PIMIENTOS HOJALDRADOS

  

 

 

 

 

 8 pimientos del piquillo

 250 grs. de hojaldre

 1 morcilla

 1 pera

 1 cucharada de piñones

 1 huevo

 3 cucharadas de aceite

 sal 

 

 

 

 En una sartén ponemos la morcilla sin piel, los piñones, la pera pelada y cortada en daditos muy pequeños y una cucharada de aceite de oliva. Sazonamos con sal y rehogamos a fuego suave. Luego añadimos un huevo entero y mezclamos bien. Rellenamos los pimientos con esta mezcla y reservamos.

Una vez descongelado el hojaldre, se estira con harina y la ayuda de un rodillo hasta dejarlo muy fino. Se cortan 8 cuadrados y en la mitad de cada uno ponemos un pimiento relleno y tapamos con la otra mitad del cuadrado de hojaldre. Con los dedos humedecidos hacemos un reborde muy fino para cerrarlos.

Precalentamos el horno y colocamos los hojaldres en una placa. Los pintamos con huevo batido y horneamos a 180 grados unos 15 minutos hasta que se doren.

Se sirven recién hechos con una ensalada de escarola.

 

       

 

PIMIENTOS RELLENOS DE BACALAO

 

 

 Pimientos del piquillo

 150 gramos de migas de bacalao

 cebolla

 sal

 aceite

 harina

 leche

 

Salsa de pimientos:

 aceite

 2 ajos

 1 cebolla

 1 pimiento rojo de lata

 2 pimientos del piquillo

 vino blanco

 harina

 tomate frito

 azúcar

 

 

 

 En una sartén freímos una cebolla picada y cuando esté medio doradita le añadimos las migas de bacalao desaladas, escurridas y desmigadas. Rehogamos todo dándole unas vueltas en la sartén y añadimos una cucharada y media de harina. Dejamos que se fría un poco y añadimos leche. La pasta ha de quedar un poco espesa para poder rellenar con ella los pimientos. Rellenamos los pimientos y los colocamos en una fuente de horno cubriéndolos con salsa bechamel a la que, una vez hecha, le habremos añadido un pimiento rojo. Batimos la bechamel junto con el pimiento para que quede una salsa rosa y cubrimos con ella los pimientos. Precalentamos el horno e introducimos la fuente a 250 grados hasta gratinar al gusto.

 

 

Salsa de pimientos:

 En una cazuela ponemos un poco de aceite, 1 ajo a láminas, una cebolla picada y los refreímos todo bien. A continuación añadimos el pimiento rojo de lata y los dos pimientos del piquillo. Rehogamos y añadimos 1 cucharada de harina. A continuación una buena chorrada de tomate frito y vino blanco. Condimentamos de sal y azúcar y vertemos agua. Dejaremos cocer 20 minutos y los pasamos por la  batidora.