MOUSSE DE ARROZ CON LECHE

 

 

 

 

 

150 grs. arroz con leche

200 ml. Nata para montar

35 grs. Azúcar

Unas gotas de esencia vainilla

Canela en polvo

1 hoja y media de gelatina

 

 

Ponemos a remojo en agua fría las hojas de gelatina para hidratarlas.

En un recipiente batimos el arroz con leche para que quede cremoso y separamos en un vasito una pequeña cantidad. Calentamos en el microondas 20 segundos la crema del vasito y al sacarlo le introducimos la gelatina ya hidratada y removemos bien para disolverla. A continuación lo vertemos con el resto de crema batida de arroz con leche y mezclamos muy bien. Reservamos.

En un recipiente colocamos la nata bien fría y la montamos junto con unas gotas de vainilla y cuando la tengamos a medio montar le añadimos el azúcar. Terminamos de montarla y vertemos en ella la mezcla del arroz con leche. Con movimientos envolventes mezclamos todo y tapamos con un film. Metemos a la nevera hasta que esté bien frío.

Servimos en copa espolvoreando canela molida por encima y decorando con rejillas de chocolate.

 

     

 

 

 

 

 

 

MOUSSE DE CHOCOLATE

 

 

 

 

 

 

 175 gramos de chocolate valor para postres

 4  huevos

 30 gramos de mantequilla

 4 cucharillas rasas de azúcar glass

 una chorradita de coñac

 nuez para decorar

 

 

 

Ponemos el chocolate troceado en un recipiente en el microondas para derretirlo junto con la mantequilla. Lo sacamos y removemos bien añadiendo una cucharilla de coñac. Montamos las claras a punto de nieve y les agregamos el azúcar glass.   Juntamos con la mezcla de chocolate con movimientos envolventes. Repartimos en copitas y decoramos con una nuez por encima o nata.

 

 

 

       

 

 

 

 

NATA MONTADA FIRME (Truco)

 

 

200 ml de nata para montar

4 cucharada azúcar glas

1 hoja y media de gelatina neutra

Un poquitín de leche (opcional)

 

 

Ponemos la nata bien fría en un recipiente y comenzamos a batir. Cuando esté medio montada agregamos el azúcar y seguimos batiendo.

En un vasito ponemos un poquitín de leche o bien un poco de nata que habremos separado antes de montarla y la calentamos en el micro 10 segundos. Hidratamos la gelatina en agua fría y una vez blandita, la agregamos a la leche caliente y removemos. Dejamos templar y vertemos en la nata que teníamos semi montada con el azúcar. Terminamos de batir hasta que veamos que forma dibujos y no se cae l volcarla.

Dejamos enfriar para que la gelatina solidifique y la nata se ponga firme y compacta.

 

 

 

 

 

 

NATILLAS DE CHOCOLATE

 

 

 

540 ml de leche desnatada

200 ml de nata de montar

150 grs azúcar

40 grs. Maicena

1 cucharilla de vainilla

60 grs. Cacao en polvo (puede ser en tableta con 70% de cacao)

Almendra laminada

 

 

 

En una cazuela ponemos el azúcar, el cacao, la vainilla, la nata, la leche y la maicena. La maicena la disolvemos previamente en un poco de leche fría para que no queden grumos.

Ponemos al fuego la cazuela y removemos hasta que espese la natilla.

Repartimos en copas y dejamos enfriar unas horas. Podemos decorar con almendra laminada tostada, canutillos, nata montada…

 

 

 

 

 

NATILLAS DE HUEVO (Eve)

 

 

 

 Medio litro de leche

 2 huevos batidos

 1 cucharada sopera de harina

 3 cucharadas soperas de azúcar

 canela en polvo

 

 

 

 

 Batimos los huevos enteros y mezclamos con la harina previamente disuelta en leche fría para que no se hagan grumos. Añadimos el azúcar y ponemos a fuego lento dándole vueltas continuamente al mismo lado. No ha de hervir ya que si lo hace se cortarían las natillas (cuando la espumita desaparezca ya están). Se sacan a una fuente o recipientes individuales y se espolvorean con canela.

 

Otra fórmula sería  con medio litro de leche, 3 yemas de huevo, 3 cucharadas de azúcar, un poco de maicena y canela en polvo.

Se rompen las yemas con un poco de leche fría y la maicena. El resto de la leche la ponemos al fuego con el azúcar y si se quiere una ramita de canela. Parte de la leche hirviendo la añadimos poco a poco a las yemas removiendo y echándolo nuevamente en la cazuela con el resto de la leche que estaba hirviendo. Ha de hacerse a fuego lento sin que llegue a hervir (esperar a que se vayan las burbujitas de alrededor. Se saca a un recipiente y se espolvorea con canela molida.

 

NATILLAS DE HUEVO CASERAS

 

 

 

 Medio litro de leche

 3 yemas

100 grs. Azúcar

1 cucharada sopera maicena

1 ramita canela

1 cucharada de vainilla

Canela en polvo

Cáscara de limón

Galletas

 

 

 

 

Ponemos en una cazuela la leche (reservamos un poco) junto con la ramita de canela, la cucharada de vainilla y la cáscara de limón. Cuando hierva la retiramos y la dejamos reposar unos minutos para que infusione.

Batimos las yemas con el azúcar hasta que espumen y blanqueen.

Mezclamos la maicena con la leche que habíamos reservado fría y una vez diluida la agregamos a las yemas con azúcar. Mezclamos muy bien. Incorporamos a esta mezcla  cucharadas de una en una de leche caliente y removemos bien.  Con ello conseguimos que se temple un poco la mezcla y no nos cuajen las yemas. Una vez añadidas 3 o 4 cucharadas vertemos todo el contenido en la cazuela de leche caliente y sin parar de remover encendemos el fuego al 3 y  estaremos 15 minutos dando vueltas hasta que espese un poco y se formen las natillas. No tienen que hervir en ningún momento. Una vez hechas vertemos las natillas en moldes individuales y encima de cada una ponemos 1 galleta. Espolvoreamos con canela molida y una vez templadas meteremos a la nevera para que se enfríen bien.

 

 

 

 

 

 

OREJAS DE CARNAVAL

 

 

 

 

 

250 grs harina

60 ml leche

60 grs mantequilla

50 grs azúcar

1 huevo

12 ml anís

Ralladura de naranja y limón

Canela en polvo

Pizca de sal

Aceite girasol

 

 

En un recipiente ponemos la harina, la mantequilla, la leche, el anís, el huevo, el azúcar, la pizca de sal, la ralladura de naranja y limón y mezclamos bien amasando con las manos hasta conseguir una bola de masa bien trabajada que no se nos pegue en la mesa de trabajo. Envolvemos la bola de masa en papel film y dejamos reposar 1 hora.

Transcurrido el tiempo de reposo, untamos con un poquito aceite la encimera y cortamos porciones de masa del tamaño de una nuez aproximadamente. Estiramos con el rodillo hasta conseguir que quede muy fina dándole la forma alargada.

Ponemos abundante aceite a calentar en una sartén y freímos las láminas estiradas de masa dorándolas por ambos lados y haciéndoles una pequeña doblez en uno de los lados para simular la forma de una oreja. Las sacamos a un plato con papel absorbente y las espolvoreamos con azúcar y canela.