MIGAS A LA ARAGONESA

 

 

 

 

 Pan duro cortado a laminitas

 ajos

 torrezno

 sal

 aceite

 uva moscatel ogarnacha

 

 

 

  Una vez cortado el pan muy finito lo dejamos en un recipiente y lo humedecemos con agua removiéndolo. Tapamos con un paño y esperamos tres horas por lo menos manteniendo las migas húmedas y envueltas en el paño húmedo bien pretitas.

En una sartén ponemos aceite y doramos unos dientes de ajo. Los sacamos y en ese aceite refreímos un poco de torrezno  a trocitos y si se quiere longaniza y chorizo. A continuación echamos las migas y removemos continuamente. Las hacemos a fuego lento para que no se tuesten. También añadimos unos ajos crudos y sal. Cuando estén algo doraditas se sacan y se acompañan de granos de uva moscatel y los dientes de ajo dorados que habíamos reservado.

 

Otra fórmula sería  En una sartén ponemos abundante aceite y rehogamos cuadraditos de patata. Luego añadimos la longaniza y el chorizo troceados y el tocino, y seguimos removiendo. A continuación ponemos las migas de pan humedecidas y se salan. Se añade ajo crudo picado y se remueven continuamente hasta que queden sueltas.

 

    

 

            

 

      

 

MOUSAKA   

 

 

 

 2 berenjenas

 1 cebolla

 una chorrada de tomate frito

 200 gramos de carne picada

 medio vaso de vino tinto

 aceite

 sal

 bechamel

 

 

Se cortan las berenjenas en rodajas finas y se colocan en un plato previamente espolvoreado con sal para que escurran el jugo. A continuación en una sartén se van friendo las rodajas de berenjena y se sacan a un plato con papel absorbente para que escurran todo el aceite sobrante. Se reservan.

En una cazuela ponemos aceite y freímos la cebolla picada. La guardamos. En ese mismo aceite (añadiéndole un poco más) se refríe la carne picada con sal. A continuación vertemos el vino y lo  dejamos cocer hasta que se evapore. Luego le añadimos la cebolla frita y una chorrada de tomate frito y lo rehogamos todo un poco dándole unas vueltas. Una vez hecho se pone todo en un colador para escurrir el aceite sobrante.

 En una fuente de horno vamos colocando capas alternas de berenjena y carne, terminando con berenjena. Se cubre con bechamel y se gratina a fuego fuerte en el horno hasta que se dore. También se puede hacer en platitos individuales con el molde redondo de presentar.