MERMELADA DE FRESAS

 

 

1 Kg. fresas

Unas gotas de limón

500-600 gramos azúcar

 

 

 

Limpiamos y troceamos las fresas.

Las colocamos en una cazuelita con el azúcar y las gotas de limón. Removemos y dejamos que hierva unos 45 minutos. Transcurrida una media hora batimos con la batidora y colamos con un colador para quitarle la semillas. Cuando veamos que ha alcanzado el punto de hebra, la retiramos del fuego. Dejamos enfriar.

Si queremos conservarlos durante todo el año deberemos introducir la mermelada en frascos limpios y a continuación hervirlos cubiertos de agua durante 30 minutos.

 

 

 

 

 

 

 

MERMELADA DE HIGOS

 

 

 

 

2 kilos de higos maduros y pelados

1 kilo de azúcar

Zumo de medio limón

 

 

 

 

 Lavamos y pelamos los higos. Los vamos colocando en una cazuela y les añadimos el azúcar y el zumo de limón. Removemos y cuando empiece a hervir bajamos un poco el fuego y lo tendremos 50 minutos cociendo. Removeremos  a menudo, pero tendremos que tener cuidado ya que suele pegarse un poco y nos puede saltar. Una vez transcurrido el tiempo, retiramos del fuego y vamos llenando frascos de cristal que habremos lavado muy bien. Los taparemos y los colocaremos en una cazuela alta cubriéndolos de agua. Los herviremos media hora para poder conservarlos sin problemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  MERMELADA DE MELOCOTÓN

 

 

 

 

 2 kilos de melocotón

 1’5 kilos de azúcar

 5 gotas de limón

 

 

 

Se pela y se trocean los melocotones introduciéndolos en una cazuela con el azúcar y las gotas de limón. Una vez que empiece a hervir lo dejamos aproximadamente 1 hora hasta que esté espesito o a punto de hebra. Lo introducimos en frascos de cristal y los cerramos muy bien. Los metemos en una cazuela grande y los cubrimos de agua por encima del tape dejándolos hervir media hora para su conservación.

 

 

 

 

 

 

MERMELADA DE MORAS

 

 

 

 3 kilos de moras

 2 kilos de azúcar

 

  

 

 

  Lavamos las moras y las ponemos en una cazuela junto con el azúcar. A medio cocer, pasamos todo por el pasapurés para quitar las semillas y pieles de las moras, volviendo a poner al fuego hasta que se haga la mermelada o veamos que está a punto de hebra.

 

 

MERMELADA DE PARAGUAYO

 

 

 

 

 1’5 kilos de paraguayos

 medio kilo de azúcar

 zumo de medio limón

 

 

 

 

 Pelar y trocear los paraguayos. Colocarlos en una cazuelo junto con el azúcar y el zumo del limón. Poner a cocer una hora aproximadamente y batir un poquito con la batidora. Embotar y cocer al baño maría media hora.

 

 

 

MERMELADA DE PERA

 

 

 

1’5 kg. De peras limpias

700 grs. Azúcar

Zumo de un limón

1 ramita de canela

 

 

 

 

Lavamos, pelamos y troceamos las peras de manera que nos quede 1 kilo y medio de pera limpia. La vamos colocando en una cazuela donde habremos exprimido el zumo de limón para que la pera no se oxide. Incorporamos el azúcar y la ramita de canela. Dejamos que comience a hervir, removiendo a menudo y esperaremos 45 minutos hasta que esté espesita, a punto de hebra. Se puede batir para que quede más fina, pero a mí me gusta que se vean un poquico los trocitos. Retiramos del fuego. La introducimos en frascos de cristal y los cerramos muy bien. Los metemos en una cazuela grande y los cubrimos de agua por encima del tape dejándolos hervir media hora para su conservación.

 

 

 

 

 

 

MERMELADA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO

 

 

 

800 gramos Pimientos del piquillo o pimientos rojos

500 gramos de azúcar

Zumo de medio limón

 

 

Ponemos en una cazuela los pimientos de piquillo escurridos y los batimos. Les agregamos el azúcar y zumo de limón. Mezclamos y dejamos cocer unos 40 minutos.

Para hacer la conserva, introducimos la mermelada en botes de cristal muy limpios y una vez llenos los cerramos muy bien. Colocamos los frascos en una cazuela grande cubiertos de agua y cuando empiece a hervir los tendremos 30 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, los dejamos enfriar y los guardamos.

 

 

 

 

 

 

MERMELADA DE TOMATE

 

 

 

 3 kilos de tomate rojo

 2 kilos de azúcar

 una pizca de sal

 un chorrito de limón

 

 

 

 

 Se escaldan los tomates en agua hirviendo y se pelan. Se trocean en una cazuela y se escurre el caldo que sacan. Se añade el resto de los ingredientes. Se tiene hirviendo 1 hora y media aproximadamente hasta que esté a punto de hebra o la encontremos un poco espesa. Se introduce en frascos y se cierran muy bien.

En un cazuela grande metemos los frascos cubriéndolos de agua por encima del tape y dejamos que hiervan media hora (de esta manera se nos conservan 1 ó 2 años).

 

 

 

 

 

 

MILHOJAS DE MERENGUE

 

 

 

 

 

4 claras de huevo

400 gramos azúcar

Una pizca de sal

Hojaldre

Azúcar glas

 

 

Ponemos las 4 claras en un recipiente junto con la pizca de sal y montamos a punto de nieve. Antes de finalizar incorporamos 100 gramos de azúcar y terminamos de hacer el punto de nieve fuerte.

En una cazuelita ponemos los otros 300 gramos de azúcar y los cubrimos justito de agua. Lo tendremos hirviendo hasta alcanzar el punto de hebra fuerte (aproximadamente 10 minutos). Retiramos y unos minutitos después agregamos el almíbar en forma de hilo a las claras a punto de nieve. Mientras vertemos el almíbar continuamos batiendo hasta formar un merengue prieto que no se caiga al volcar el recipiente y que deje un pico en las varillas. Reservamos en la nevera.

Estiramos el hojaldre y lo espolvoreamos con azúcar glas por ambos lados. Lo colocamos en la placa de horno con papel vegetal y lo pinchamos con un tenedor para que el hojaldre no suba en el horno. Si vemos que tiende a subir, abrimos el horno y pinchamos el hojaldre. Precalentamos el horno a 200 grados e introducimos el hojaldre en la segunda altura por abajo  unos 18 minutos o bien hasta que esté dorado. Sacamos y dejamos enfriar. Una vez frío lo partimos en cuadraditos. Colocamos un cuadradito de hojaldre y sobre él ponemos una buena cantidad de merengue. Colocamos otro cuadrado de hojaldre encima y sellamos los laterales con más merengue. Para decorar espolvoreamos azúcar glas por encima.

 

 

 

 

 

 

MILHOJAS DE NATA

 

 

Pasta filo

Mantequilla

Nata montada

Azúcar glas

 

 

Pintamos con mantequilla derretida una lámina de pasta filo y le superponemos otra lámina pintándola también con mantequilla. Cortamos cuadrados del tamaño que deseemos y los colocamos en una placa de horno a 180 grados en la segunda altura por arriba unos minutitos hasta que se dore. Sacamos y dejamos enfriar.

Montamos el milhojas alternando capas de pasta filo y capa de nata montada para terminar espolvoreando con azúcar glas.

 

 

 

 

MOSCOVITAS

 

 

 

 

 

 

100 grs. Nata con 35% materia grasa

100 grs. Almendra granillo

100 grs. Azúcar

20 grs. Harina

150 grs. Chocolate con leche

 

 

Ponemos en un cazo al fuego la nata y el azúcar. Cuando comience a hervir le incorporamos la almendra y la harina tamizada. Removemos bien y retiramos del fuego.

Sobre la rejilla del horno colocamos papel de hornear (dos capas de papel) y con una cucharita de café vamos haciendo pequeños montoncitos con la masa, separados unos de otros ya que al hornearlos crecen mucho.

Precalentamos el horno a 190 grados e introducimos la primera rejilla de masita en la segunda altura por abajo unos 10 minutos o hasta que los veamos doraditos.

Sacamos del fuego y esperamos a que solidifiquen para poder tocarlos y despegarlos del papel.

Derretimos el chocolate en el  microondas a intervalos de 30 segundos y ayudándonos de un pincel, pintamos con el chocolate la parte de debajo de todas las galletas. Esperaremos a que se enfríe el chocolate para poder disfrutarlas.