MAGDALENAS (DE HUEVO)

 

 

 250 gramos de harina

 250 gramos de azúcar

 1 vaso de aceite

 un pizco de sal

 4 huevos

 un sobre de levadura en polvo

 90 ml. de leche

 

 

 

 

Batir los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté espumoso y la mezcla casi haya doblado su volumen. Añadir la leche, el aceite y seguir batiendo. Agregar la harina con la levadura tamizada y mover suavemente con una espátula. Dejar reposar en la nevera 6 horas. Transcurrido ese tiempo, sacar la mezcla de la nevera, remover un poco e ir llenando los moldes de magdalenas ¾ de capacidad, ya que si no se salen al hornearlas. Espolvorear azúcar por encima.

Precalentar el horno a 220 grados e introducir la bandeja con las magdalenas en la tercera altura contando desde arriba y bajar el fuego a unos 215grados durante unos 17 minutos. ¡A comer!

 

  

    

   

 

Si los moldes de papel son muy finitos se pueden meter dentro de moldes de silicona. De esta manera mantienen mejor la forma. Yo uso unos individuales de color naranja que son muy finos de silicona y en ellos introduzco el papel.                      

 

MAGDALENAS DE CHOCOLATE

 

 

175 gramos de harina de repostería

175 gramos de azúcar

Un pizco de sal

3 huevos

8 grs. levadura royal

60 ml. de leche

190 ml de aceite de oliva

35 gramos de cacao puro en polvo

Fideos de chocolate

 

 

Batir los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté espumoso y la mezcla casi haya doblado su volumen. Añadir el aceite y la leche y seguir batiendo. Agregar la harina con la levadura y el cacao tamizados y mover suavemente con una espátula. Dejar reposar en la nevera 3 horas.

 Transcurrido ese tiempo, sacar la mezcla de la nevera, remover un poco e ir llenando los moldes de magdalenas ¾ de capacidad, ya que si no se salen al hornearlas. Espolvorear azúcar por encima.

Precalentar el horno a 250 grados e introducir la bandeja con las magdalenas en la tercera altura contando desde arriba y bajar el fuego a unos 210 grados durante unos 19 minutos.

Podemos decorarlas con fideos de chocolate poniéndoselos por encima cuando las saquemos del horno. En este caso, no les pondremos azúcar por encima al hornearlas.

 

 

 

 

MAGDALENAS DE LECHE CONDENSADA

 

 

250 gramos de harina repostería

185 grs. leche condensada (medio bote)

75 gramos de azúcar

3 huevos

100 ml de leche

150 gramos de mantequilla o 100 ml de aceite de oliva

1 sobre de levadura química royal    

 

 

Ponemos en un recipiente la mantequilla y la derretimos en el microondas. Dejamos que se enfríe.

En un recipiente ponemos la leche condensada. Añadimos los huevos de uno en uno y vamos batiendo con las varillas redondas. A continuación agregamos la leche y batimos. Incorporamos la mantequilla derretida y seguimos batiendo. Añadimos el azúcar, batimos y por último incorporamos la harina y la levadura tamizadas y volvemos a batir.

Tapamos con papel film el recipiente y lo dejamos en la nevera unas horas.

Sacamos el recipiente de la nevera, removemos la masa y llenamos los moldes de magdalenas un poco más de la mitad espolvoreando azúcar por encima.

Precalentamos el horno a 210 grados e introducimos la bandeja en la segunda altura por abajo a 190 grados unos 17 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

 

 

 

MAGDALENAS DE MANTEQUILLA

 

 

 

 250 gramos de harina

 250 gramos de azúcar

 4 huevos

 100 ml de nata

 100 gramos de mantequilla

 una chorradita de aceite

 un sobre de levadura en polvo

          

 

 

 

    En un recipiente batir  los huevos con el azúcar hasta que quede espumoso. Añadir la nata líquida y la mantequilla derretida junto con la chorradita de aceite y seguir batiendo. Añadir poco a poco la harina tamizada junto con la levadura e ir removiendo con la espátula. Dejar reposar en la nevera 8 horas. Sacar de la nevera y remover un poco.

Ir llenando los moldes de papel tres cuartas partes e ir colocándolos en una placa de horno. Poner un poco de azúcar en cada magdalena. Precalentar el horno a 220 grados y hornear las magdalenas en el nivel tercero del horno durante 16 minutos a 210 grados.

 

       

MAGDALENAS DE COCO Y ALMENDRA

 

 

 250 gramos de harina

 250 gramos de azúcar

 un pizco de sal

 4 huevos

 un sobre de levadura en polvo

 un vaso de aceite de oliva

 almendra picada

 coco rallado

 

 

 

Batir los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté espumoso y la mezcla casi haya doblado su volumen. Añadir el aceite y seguir batiendo. Agregar la harina con la levadura tamizada y mover suavemente con una espátula. Añadir un puñado de coco rallado y otro de almendra picada. Dejar reposar en la nevera 6 horas. Transcurrido ese tiempo, sacar la mezcla de la nevera, remover un poco e ir llenando los moldes de magdalenas ¾ de capacidad, ya que si no se salen al hornearlas. poner unos trocitos de almendra picada por encima y espolvorear azúcar por encima.

Precalentar el horno a 220 grados e introducir la bandeja con las magdalenas en la tercera altura contando desde arriba y bajar el fuego a unos 215 grados durante unos 17 minutos. ¡A comer!

 

      

 

 

MAGDALENAS DE NARANJA Y LIMA

 

 

250 gramos de harina

250 gramos de azúcar

Un pizco de sal

4 huevos

Un sobre de levadura en polvo

90 ml. de leche

1 vaso de aceite de oliva

Ralladura de naranja y lima

 

 

 

Batir los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté espumoso y la mezcla casi haya doblado su volumen. Añadir el aceite y la leche y seguir batiendo. Agregar la harina con la levadura tamizada y mover suavemente con una espátula. Dejar reposar en la nevera 6 horas.

Transcurrido ese tiempo, sacar la mezcla de la nevera, remover un poco e ir llenando los moldes de magdalenas ¾ de capacidad, ya que si no se salen al hornearlas. Espolvorear azúcar por encima.

Precalentar el horno a 250 grados e introducir la bandeja con las magdalenas en la tercera altura contando desde arriba y bajar el fuego a unos 200-210 grados durante unos 17 minutos. ¡A comer!

 

   

 

 

 

Si los moldes de papel son muy finitos se pueden meter dentro de moldes de silicona. De esta manera mantienen mejor la forma. Yo uso unos individuales de color naranja que son muy finos de silicona.

 

 

 

 

MAGDALENAS TRADICIONALES DE XAVIER BARRIGA

 

 

210 gramos de harina (mejor si es de repostería)

175 gramos de azúcar

Un pizco de sal

4 huevos

8-10 grs. levadura royal

60 ml. de leche

190 ml de aceite de oliva.

 

 

 

Batir los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que esté espumoso y la mezcla casi haya doblado su volumen. Añadir el aceite y la leche y seguir batiendo. Agregar la harina con la levadura tamizada y mover suavemente con una espátula. Dejar reposar en la nevera 3 horas.

 Transcurrido ese tiempo, sacar la mezcla de la nevera, remover un poco e ir llenando los moldes de magdalenas algo más de ¾ de capacidad. Yo acostumbro a meter los moldes de papel dentro de moldes rígidos para que suban mejor. Espolvorear azúcar por encima.

Precalentar el horno a 250 grados e introducir la bandeja con las magdalenas en la tercera altura contando desde arriba y bajar el fuego a unos 210 grados durante unos 17 minutos o bien cuando al sacarlas y las pinchemos con un palillo, salga seco.

 

 

 

MANDARINAS CONFITADAS

 

 

 

110 grs. De mandarina en rodajas

110 grs. Azúcar

55 grs. agua

 

 

 

En una cazuela ponemos el agua y el azúcar y cuando se haya disuelto incorporamos las rodajas de mandarina y dejamos que hierva 30 minutos a fuego suave. Una vez confitadas podemos conservarlas con su almíbar.

 

 

 

 

MANTECADOS DE ALMENDRA

 

 

 

250 gramos de manteca de cerdo

300 gramos de azúcar

400 gramos de harina

2 yemas de huevo

Una cucharilla de canela

125 gramos de almendra tostada molida

Sésamo o ajonjolí

Azúcar glass y almendras para decorar

 

 

 

Ponemos la harina en una placa de horno y la metemos al horno a 150 grados una media hora para que pierda la humedad (también podemos hacerlo en una sartén durante 10 minutos).  Sacamos y dejamos enfriar.

Ponemos la manteca en un recipiente y la batimos enérgicamente un rato. A continuación la agregamos el azúcar y las yemas y seguimos batiendo. Luego agregamos la almendras molidas y por último la harina. Mezclamos muy bien todo y amasamos con las manos para que ligue bien la masa.

Extendemos la masa sobre papel de horno y con un rodillo la estiramos. Deberá tener una altura de 1’5 centímetros ó 2.  Con un corta pasta vamos cortando los circulitos o las estrellas o corazones, dependiendo del molde que usemos. También podemos adornarlos con sésamo o ajonjolí por encima para decorarlos. Los vamos colocando sobre papel de horno en una bandeja. Precalentamos el horno e introducimos la bandeja a 180 grados, en la segunda altura por arriba unos 15 minutos. Cuando veamos que se abren o se doran un poco ya están. Si queremos que el dorado sea más rápido, pondremos el grill a 250 grados sólo por arriba.

Cuando los saquemos no los tocaremos ya que se romperían. Hay que esperar a que estén fríos para moverlos.

   Si queremos, podemos espolvorear azúcar glass por encima de algunos para decorar.

 

 

 
 

MANTEQUILLA CLARIFICADA

 

 

 

 

 

Mantequilla

 

 

Ponemos la mantequilla troceada en una cazuelita y calentamos a fuego medio-bajo. Conforme veamos que se forma una espuma blanquecina en la superficie, la iremos retirando con una espumadera. Transcurridos unos 10 minutos, retiramos del fuego y esperamos que se asienten los líquidos. Veremos que en el fondo quedan impurezas sólidas de la leche. Con cuidado, colamos el líquido amarillo clarito  evitando que caigan impurezas del fondo y lo guardamos en un recipiente. Ya tenemos clarificada la mantequilla.