LANGOSTINOS A LA PLANCHA

 

 

 

 Langostinos crudos congelados

 sal

 ajo

 perejil

 aceite

 zumo de limón

 

 

 

 

 Descongelamos los langostinos y los lavamos. Colocamos en el fuego una plancha y la espolvoreamos con sal. Cuando esté muy caliente, colocamos encima los langostinos y les echamos sal también por encima. Cuando se van dorando les vamos dando la vuelta y vertemos sobre ellos una chorradita de aceite. Al final les echamos por encima una picada de ajo y perejil con zumo de limón y sacamos inmediatamente.

 

          

 

 

 

 

LANGOSTINOS COCIDOS

 

 

 

 Langostinos crudos congelados

 sal

 mayonesa 

 

 

 

  Descongelamos los langostinos y los lavamos.

 Ponemos una cazuela con abundante  agua a hervir.

 Cuando el agua hierva a borbotones metemos los langostinos y cuando vuelva a romper el hervor contaremos 1 minuto o 1’5. Los escurrimos y los pasamos inmediatamente a un recipiente con agua muy fría y sal. Para un litro y medio de agua añadiremos casi 3 cucharadas soperas de sal. Removemos para disolver la sal y agregamos abundantes cubitos de hielo. Si vemos que el agua se templa, añadimos más hielo. Mantenemos los langostinos en esta salmuera unos minutos y los pasamos a un plato bien tapados con un paño limpio mojado. Introducimos en la nevera hasta el momento de servir.

Acompañamos de mayonesa.

                                              

 

 

 

MEJILLONES AL VAPOR

 

 

 

 Mejillones

 vino blanco o agua.

 

 

 

 

 Limpiamos bien los mejillones y los colocamos en una cazuela o sartén con una chorrada de vino blanco o agua. Los tapamos y dejamos que cuezan hasta que se abran. Los vamos sacando conforme se abren y los podemos aliñar con mayonesa, tomate frito, vinagreta de cebolleta y pimiento verde, etc.

 

 

              

 

 

MEJILLONES CON VINAGRETA

Y AJOLIO

 

 

Mejillones

Pimiento rojo

Pimiento verde

Cebolla

Tomate

Tomate frito

Sal

Vinagre

Aceite

Huevo

Ajo

 

 

 

 Limpiamos bien los mejillones y los colocamos en una cazuela o sartén con una chorrada agua. Los tapamos y dejamos que cuezan hasta que se abran. Los vamos sacando conforme se abren y los reservamos en un plato.

Les quitamos una de las cáscaras y los vamos colocando en una fuente.

Vinagreta:

Picamos muy pequeñito el pimiento verde, el pimiento rojo el tomate y la cebolla Y los aliñamos con sal, aceite y vinagre al gusto. Agregamos un poquito de tomate frito casero. Normalmente se pone el doble de aceite que de sal. Removemos bien y con una cuchara vamos cubriendo cada mejillón con la vinagreta.

Ajolio:

Ponemos un huevo en un recipiente junto con medio diente de ajo, sal y aceite y formamos una mayonesa.

Ayudándonos de una cuchara ponemos encima de cada mejillón una cucharada de vinagreta o bien de ajolio, según nos apetezca.

 

 

 

 

 

 

 

MEJILLONES EN ESCABECHE

 

 

 

Mejillones

Vino blanco

Agua

Laurel

Ajos

Vinagre

Aceite

Pimienta en grano

Sal

 

 

 

 Limpiamos bien los mejillones y los colocamos en una cazuela o sartén con una chorrada de vino blanco. Los tapamos y dejamos que cuezan hasta que se abran. Los vamos sacando conforme se abren y los reservamos. Les quitamos las cáscaras y los limpiamos por si tienen  alguna barba. Reservamos el caldo.

En una sartén ponemos 100 ml de aceite, 2 hojas de laurel, unos granos de pimienta negra y dos dientes de ajo laminados. Lo dejamos a fuego suave unos 10 minutos y transcurrido el tiempo añadimos 50 ml de vinagre y parte del caldo de haber abierto los mejillones. Salamos un poquitín y cuando comience a hervir lo retiramos y dejamos templar.

Una vez está templado lo vertemos sobre los mejillones de manera que queden cubiertos con el escabeche. Dejamos enfriar unas horas.

Es mejor comerlos de un día para otro o incluso dejarlos 2 o 3 días en la nevera para que tomen bien los sabores.

 

 

 

 

 

MERMELADA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO

 

 

 

800 gramos Pimientos del piquillo o pimientos rojos

500 gramos de azúcar

Zumo de medio limón

 

 

Ponemos en una cazuela los pimientos de piquillo escurridos y los batimos. Les agregamos el azúcar y zumo de limón. Mezclamos y dejamos cocer unos 40 minutos.

Para hacer la conserva, introducimos la mermelada en botes de cristal muy limpios y una vez llenos los cerramos muy bien. Colocamos los frascos en una cazuela grande cubiertos de agua y cuando empiece a hervir los tendremos 30 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, los dejamos enfriar y los guardamos.